Presentan Chihuahua y Sinaloa el Circuito Costa-Barrancas

Presentaron el circuito turístico Costa-Barrancas, que engloba los diversos destinos de playa y montaña que ofrecen Sinaloa y Chihuahua, en el marco del Tianguis Turístico 2018, que se celebra en Mazatlán.

El evento se realizó de manera conjunta por prestadores de servicios turísticos de los dos estados, encabezados por los subsecretarios de Turismo de Sinaloa y de Chihuahua, Gustavo Zavala Guerrero y Jesús Mezta respectivamente

Los asistentes 

En el encuentro también estuvieron operadores turísticos de los municipios y ciudades que participan en este programa, entre ellos, Mazatlán, Cosalá, Chihuahua, El Fuerte,  Los Mochis y Topolobampo.

Culiacán es un destino que comparte experiencias muy agradables.

La presentación fue de manera conjunta por Rosario Cital, director de mercadotecnia de hoteles de Los Mochis; Julio Birrueta, director de marketing de hoteles de Mazatlán, y Jesús Moreno, director del fideicomiso de promoción de Chihuahua.

La idea es hacer un circuito que incluya todos los destinos de montaña y playa que tienen Sinaloa y Chihuahua, que engloba desde las Barrancas del Cobre hasta El Fuerte, Los Mochis y el puerto de Topolobampo.

“La verdad, estamos muy contento de estar en medio se este gran proyecto. Julio Birrueta y todos estamos motivados porque se ofrecerá un paquete conjunto de destinos que sin lugar a dudas atraerá un mayor turismo a escala nacional e internacional.”

Lo destacable

Comúnmente, a las Barrancas del Cobre se le compara con el Gran Cañón de Arizona, uno de los destinos más visitados en Estados Unidos. Sin embargo, el atractivo de México es cuatro veces más grande en extensión que su contraparte al otro lado de la frontera.

Uno de los mayores atractivos es el teleférico, a través del cual se puede observar el impresionante paisaje en su máxima belleza.

La aventura

El referido teleférico es el más largo de México y brinda la experiencia de volar sobre los profundos acantilados. 

Además, la zona de Barrancas del Cobre se ha convertido con el tiempo en un verdadero paraíso para los que gustan de la aventura extrema y la adrenalina. 

Y es que el destino ofrece las actividades más intensas, como el descenso a rapel, los saltos en bungee, la escalada de montañas y el salto de Tarzán a través de los acantilados.